domingo, 28 de enero de 2007

Mi Obsesión por Benedetti

La verdad conocí de la existencia de tal personaje una mañana que aún no se me olvida, una de esas en que un rayo de luz se cuela sutilmente entre las cortinas de un hogar que no se quería despertar e impertinentemente mi persona penetraba en su intimidad, esa día busqué a un amigo con el que compartía juguetes, él me prestaba comics y yo le cedía mi robot pez el cual era una nave espacial, así me encontré en el living de mi amigo esperando a que se despojase de su cama. Mientras tanto me atreví a pararme del cómodo sofá a observar la decoración, habían fotos de un malecón en Montevideo donde salía la madre si mal no recuerdo cerca de focas o morsas, las otras las había detallado antes y eran las fotos de los hermanos en blanco y negro cuando eran bebes, habían además unas piedras de cuarzo y una pecera de tortugas, pero en fin... al final de la pequeña sala estaba en un rincón un escrito, este estaba decorado por una litografía delicada y en el se dejaban ver algunos verbos, si !!!..., estaba frente a táctica y estrategia, me recuerdo haber quedado seducido ante tal forma de expresión, la verdad era chico y mi mente no comprendía eso de la poesía ya que para mi era lejana la percepción de aquello, recordaba textos complejos llenos de palabras muy profundas y poco digeribles, ya saben las metáforas... y como en nuestro sistema educativo te lo hacen aburrido, nunca profundice, pero aquellas palabras me seducieron a tal punto que influenciaron mi manera de sentir y de expresar las cosas aunque no tuviera la certeza de que fuesen poesía, aunque después descubrí que la poesía no eran tan sólo artilugios, ni palabras complejas, era vida, sencillez, un lenguaje sublime, la poesía era para todos, merecíamos comprenderla y que al final todo aquello que emana del alma era traducido así...

Gracias!!! Benedetti, porque por ti accedí a la magia de la poesía.