jueves, 18 de octubre de 2007

UN CIRIO

UN CIRIO


La niña arrodillada reza.

La virgen, el cirio y la inocencia
la miran
¡La mira la sombra movediza!
...y en cielo
¿ te miran en el cielo?
porque nadie parece mirar hacia abajo

Recuerdas, querida mía, cuando murió tu padre
el exacto día, el olor del día
¡Ah! las azucenas secas
la sonrisa derramada de tu madre
en llanto reivindicada
como no llovían del cielo las corolas
y, en corto verso, siquiera
¿Por qué nadie te cantaba entonces?

La niña reza y esconde la mirada
porque la fe y el silencio se le parecen tanto
calla y se persigna
la inocencia desaparece
un ignoto sentido de todo se apodera
tras el, la sombra se aburre
con las lágrimas del cirio
ya secas

No hay comentarios: